Archivo del blog

miércoles, 10 de agosto de 2011

Apego sin devastación


"Marilyn Monroe jugando al billar en Reno, Nevada" -  Eve Arnold, 1960


A veces unas pocas cosas nos hacen felices
sin motivo:

El abollado pozal de hojalata en plena lluvia primaveral
bajo el cerezo en flor
justo antes de que comience a clarear.
O las botellas de vino tinto
que tiramos por la ventana anoche en la borrachera
justo después de...

Y a veces las mismas cosas nos hacen infelices
por el mismo motivo.

"A veces" - Henrik Nordbrandt (Nuestro amor es como Bizancio) Traducción Francisco Uriz 

">

"Copenhague" - Vetusta Morla (Un día en el mundo,2008)

9 comentarios:

  1. Me encanta Nordbrandt, ay.
    El doble filo de las cosas... lo que nos hace un día felices, al otro puede ser virulento.
    Lo que nos alimenta nos destruye.

    Un beset!

    ResponderEliminar
  2. k bonitoooo...
    Ayer tendríamos que haber lanzado la botella de Lambrusco por la ventana... Ana

    ResponderEliminar
  3. Le sobrevivirás , no te preocupes . Eso sí , cuando no respetas no esperes que te respeten .

    ResponderEliminar
  4. R. : las cosas siempre tienen un aspecto distinto después de parpadear. Sólo hay que recordarlo y asumir la falta de perspectiva y algún que otro período de estupidez. Mientras no sean permanentes...

    Ana: y después teníamos que habernos tirado nosotras al mar :)

    Gracias amable anónimo,aunque no sé muy bien si es a un "qué" o a un " quién", ni cómo, ni si importa. Pero tienes razón:el respeto no es una leyenda urbana. Lo tendré en cuenta para futuros errores y momentos de desubicación. Eso sí, también hay que saber poner muros de contención. Nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  5. A veces unas cosas nos hacen felices, y otras veces esas mismas cosas nos hacen infelices: claro, es que no son esas cosas en sí lo que provoca la felicidad o infelicidad.

    Gracias por avisarme y tus sms este verano. Si llego a ir, os hago bajar al mar fijo. Además, es el mejor hábitat para un cachalote ;)

    ResponderEliminar
  6. Gracias a los tres. Últimamente pienso mucho en este poema, típico caso en el que te dicen algo tan sencillo y verdadero que se te queda para siempre y te preguntas cómo no habías caído antes.

    ResponderEliminar
  7. Hay cosas que nos hace felices sin motivo.
    El cubo de hojalata bajo el cerezo en flor en plena lluvia antes de que amanezca, las botellas de vino que lanzamos, borrachos, por la ventana anoche justo después de....
    Y, a veces, esas cosas, nos hacen infelices por el mismo motivo.

    ResponderEliminar